Bioestimulación

La BIOESTIMULACIÓN es un proceso novedoso en Medicina Estética consistente en la "regeneración" o "reparación" de los tejidos mediante la activación de los fibroblastos (células del tejido conjuntivo que producen colágeno, elastina y ácido hialurónico) gracias a la acción de los FACTORES DE CRECIMIENTO (FC).

Los factores del crecimiento son pequeños fragmentos de proteínas biológicamente activas del grupo de las citoquinas. Estas pequeñas proteínas activan diversas funciones de las células para desarrollar procesos de regeneración y reparación de los tejidos. Es decir, los FC son mediadores biológicos que regulan funciones esenciales en la regeneración/reparación tisular.

Mediante la obtención de los FC hemos podido utilizar en Medicina Estética una serie de tratamientos para obtener una mejoría de la piel y tejidos adyacentes de tal manera que se ha avanzado en el tratamiento del envejecimiento de una forma relativamente sencilla y eficaz.

Los factores de crecimiento se encuentran en múltiples tejidos y células: plaquetas, fibroblastos, osteoblastos (células del hueso), riñón, glándulas salivares, glándulas lagrimales, etc.

De todas estas células, las más fácil de obtener y las que tienen gran cantidad de FC son las PLAQUETAS, que son unas células de la sangre destinadas a reparar los vasos sanguíneos en caso de sangrado favoreciendo la hemostasia y activando a otras células para favorecer la reparación de los tejidos.

Con una simple extracción de sangre (analítica) se pueden conseguir un alto número de plaquetas.

Los factores de crecimiento se obtienen mediante un proceso sencillo en el que extraemos unos 20 cc de sangre de la persona a la que se le vaya a aplicar el tratamiento y estos 20 cc (unos 4 tubitos de 5 cc) les aplicamos un protocolo de depuración para separar lo que son las células sanguíneas del plasma.

Esta separación se consigue centrifugando la sangre, de tal manera que se separan las células rojas del resto de plasma. Del plasma, que es de color amarillento, se obtienen las plaquetas (PLASMA RICO EN PLAQUETAS, PRP) y será dentro de estas plaquetas donde se encontrarán los FC.

Se desechan las células rojas (glóbulos rojos) y nos quedamos con el plasma rico en plaquetas (PRP). Al PRP le aplicamos un producto (cloruro cálcico) que hace que estimule las plaquetas, liberando los factores de crecimiento (se formará un coágulo) que los utilizaremos para infiltrarlos mediante microinyecciones en las zonas de la piel cuerpo que queramos tratar, principalmente la cara y cuello.

Obtención de Plasma Rico en Plaquetas mediante centrifugación de la sangre. Se observa el plasma (de color amarillo) en el cual se encuentran los FACTORES DE CRECIMIENTO, que junto a una serie de Vitaminas y Ácido Hialurónico los infiltramos mediante microinyecciones en la piel de la cara, cuello, escote, dorso de manos y zonas que queramos tratar (cicatrices, lesiones tendinosas y musculares, etc) para nutrir, regenerar y obtener una más rápida recuperación de dichas zonas.

En diferentes estudios experimentales, se ha comprobado que la infiltración intradérmica de los Factores de Crecimiento:

  • Aumentan la proliferación fibroblástica en ausencia de lesión previa.
  • Aumentan la síntesis de colágeno tipo III y IV (no cicatricial).
  • Aumentan los componentes de la sustancia fundamental.

Estas acciones indican que los FC producen una ESTIMULACIÓN del proceso fisiológico de REGENERACIÓN DÉRMICA en ausencia de lesión previa, es decir, tejido nuevo, funcional e idéntico al original, sin cicatriz, consiguiendo:

Sobre todo dar una mayor "luz" al aspecto de la piel, revitalizarla e incluso rejuvenecerla. Además, si los infiltramos junto a una serie de vitaminas, aminoácidos, minerales, ácido hialurónico, los resultados son más espectaculares y efectivos, obteniendo una mejor nutrición de la piel y, por consiguiente, un mejor aspecto (de "descansado/a").

Los Factores de Crecimiento están indicados para:

Personas que quieren mejorar la textura de su piel y en casos de que sea necesario corregir alguna alteración cutánea: cicatrices, zonas atróficas, desnutridas, etc. También se utilizan los FC en tratamientos de odontología, oftalmología y traumatología.

En el campo de la medicina estética, normalmente lo utilizan más mujeres de la década de los 40 y 50 años, si bien, también lo estamos realizando en la década de los 30 y a partir de 60 años. En hombres también se empieza a utilizar.

Es un tratamiento bastante inocuo, ya que se infiltra un producto AUTÓLOGO , es decir de la misma persona, con lo que el rechazo es imposible.

Las posibles complicaciones vienen derivadas del mecanismo de la infiltración: edema o inflamación producida por las múltiples microinyecciones, hematomas y, raramente, la infección de la zona de punción.

Dra. Cristina de las Heras de Gracia

Dra. Cristina de las Heras de Gracia

  • Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alcalá de Henares. 1988-1996
  • Alumna interna de Cirugía. Departamento de Ciencias morfológicas (U.A.H). Hospital Principe de Asturias. 1993-1995
  • Diplomatura de Postgrado en Bases Clinicas en Medicina y Cirugía Cosmética (Universidad Autónoma de Barcelona). 2004-2005
  • Diplomatura de Postgrado en Medicina del Antienvejecimiento (Universidad Autónoma de Barcelona). 2005-2006
  • Medicina Tradicional China. Concierto con la Universidad de Medicina Tradicional China. Escuela C.E.M.E.T.C. 1998
  • Cursos de Formación Continuada en Medicina Estética (Toxina Botulínica. Bioestimulación. Hilos subcutáneos. Rellenos faciales. Peelings superficiales y medios. Resucitación cardiopulmonar,etc.)
  • Destaca por ser pionera en el desarrollo de técnicas en implantes subcutáneos faciales, en las diversas modalidades de hilos tensores y en bioregeneración dérmica.
  • La continua búsqueda de técnicas innovadoras dirigidas a disminuír la agresión quirúrgica, le han llevado a diseñar sus propias técnicas así como a divulgarlas en jornadas de trabajo dirigidas a otros profesionales del sector. 
  • En su trayectoria como Director Médico en distintas unidades de Medicina Estética en Madrid, destaca por su aportación en la formación de equipos humanos y por la Incorporación de la tecnología más puntera.