Metatarsalgia

¿Qué es la metatarsalgia?

La metatarsalgia suele deberse al uso de zapatos de suela delgada y tacón alto, que ponen demasiada presión en los huesos del antepié. Estar de pie o caminar sobre una superficie dura por períodos prolongados también aumenta la presión en los huesos, provocando dolores debajo de cualquiera de los huesos metatarsianos.

Los huesos largos situados en la parte media del pie se denominan metatarsianos. Cada uno de estos huesos termina en el antepié. Estos huesos soportan el peso del cuerpo cuando el pie se eleva del suelo, por ejemplo al caminar. Si hay más presión en el extremo de uno de estos huesos, éste oprime la piel que tiene debajo y causa dolor e inflamación en el antepié (metatarsalgia). También puede formarse un callo (endurecimiento de la piel) en el antepié.

Síntomas

El síntoma más común de la metatarsalgia es el dolor en el antepié, como si hubiera una piedrecita en el zapato. Otros síntomas son el enrojecimiento e inflamación y la formación de un callo debajo de la cabeza del metatarsiano afectado.

Tratamiento de la metatarsalgia

En la mayoría de los casos, el dolor puede aliviarse usando zapatos bien acolchonados de tacón bajo, y limando el callo.

En caso de no mejora se recomienda la cirugía para restablecer la alineación de las cabezas de los metatarsianos. Se realiza por cirugía mínimamente invasiva o percutánea.

Osteotomías de Weil y Osteotomías Percutáneas

Es una técnica quirúrgica muy utilizada en la actualidad cuyo objetivo es corregir la posición de la cabeza del metatarsiano en caso de metatarsianos excesivamente largos. Esta técnica permite también elevar el metatarsiano, por lo que es útil para el tratamiento de algunas metatarsalgias mecánicas. La técnica consiste en la realización de un corte en el hueso paralelo al suelo que permitir el deslizamiento de la cabeza hacia una posición más adecuada.

En algunos pacientes es necesario realizar osteotomías de Weil en varios metatarsianos con el fin de armonizar su parábola metatarsal. El paciente puede caminar inmediatamente después de la cirugía con zapato post-quirúrgico hasta la que se completa la cicatrización (Fig.1a y 1b).

En otras ocasiones se realiza la intervención por cirugía mínimamente invasiva ó percutánea para corregir el metatarsiano plantarflexionado (Fig. 2a, Fig. 2b, Fig. 2c)

Fig. 1a Osteotomía de Weil

Fig. 1b

Fig. 2º Percutánea

Fig. 2b

Fig. 2c

Dr. D. Joaquín Óscar Izquierdo Cases

 

Dr. D. Joaquín Óscar Izquierdo Cases

  • Licenciado en Podología por la Universidad de Oporto CESPU
  • Doctor por la Universidad Católica San Antonio de Murcia, con la calificación de sobresaliente cum laude.
  • Especialista en cirugía del pie.
  • Profesor adjunto en España de la Ohio College of Podiatric Medicine.
  • Presidente de la Sociedad Española de Cirugía Podológica.
  • Exdirector del Departamento de Podología de la Universidad Europea de Madrid.
  • Director del Centro Clínico Quirúrgico.
  • Podología Quirúrgica Autor del libro Podología Quirúrgica