Enfermedad de Muller-Weiss

La enfermedad de Müller-Weiss es una displasia del escafoides tarsiano que se produce en la infancia y se sufre en la edad adulta, no es una osteonecrosis del escafoides del adulto. El astrágalo se encuentra en varo y lateralizado, comprimiendo en sentido anteroposterior la porción externa del escafoides (Fig.1)

Hay muchas teorías etiopatogénicas que incluyen desde que se trata de una evolución anormal de la enfermedad de Köhler, escafoides bipartito, escafoiditis, secundaria a un traumatismo, osteonecrosis primaria, osteocondritis, malformación congénita…


Fig. 1 Enfermedad de Müller-Weiss
  • El núcleo de osificación del escafoides aparece en las niñas al año y en los niños a los dos años. Puede retrasarse la osificación por un déficit nutricional en la infancia. El escafoides tarsiano es el hueso del tarso que osifica más tarde, por lo que es el más susceptible a dañarse si existen alteraciones.
  • El varo de la articulación subastragalina se asocia obligatoriamente a una lateralización de la cabeza del astrágalo que hace que se comprima la porción lateral del escafoides contra las cuñas laterales. El primer metatarsiano corto también favorece esta carga lateral.

En nuestros días han sido descritos casos aislados en la literatura asociados a deportistas de alto nivel. La precocidad y la elevada intensidad de la actividad física en algunos deportistas, puede suponer un retraso en la osificación del escafoides.

La clínica es de dolor mecánico en el dorso de ambos pies, asimétrico, de largo tiempo de evolución, pudiendo llegar a dificultar enormemente la marcha. Leves traumatismos pueden en algunos casos precipitar el comienzo de los síntomas.

Secundariamente suelen presentar gonalgia (dolor en rodilla) por la alteración en la mecánica del miembro inferior, pudiendo evolucionar a gonartrosis (artrosis rodilla).

En la exploración clínica es una constante la presencia de varo del retropie. La tuberosidad del escafoides puede ser prominente en el lado medial del mediopie.

Tratamiento.

El tratamiento conservador con plantillas suele ser efectivo en la mayoría de los casos. El tratamiento rehabilitador con magnetoterapia puede mejorar.

Si no hay respuesta al tratamiento conservador puede realizarse tratamiento quirúrgico. No hay ninguna técnica estrella. Se han empleado múltiples técnicas como las perforaciones, exeresis del fragmento dorsal, artrodesis astrágalo-escafoidea y artrodesis escafo-cuneana.

En nuestra Clínica se promueve como más importante la corrección del varo el cual es una constante en esta enfermedad, siendo el varo del talón mal tolerado. Se realiza técnicas de valguización del calcáneo (osteotomía de Dwyer).

También se pueden asociar técnicas de valguización de la zona posterior del pie con artrodesis cuneo-escafoides-astrágalo.