Espolón calcáneo

El espolón calcáneo es una calcificación en el talón que puede ocasionar dolor. Se trata de una osificación situada en la superficie del hueso calcáneo, ocasionada por calzados inadecuados o malas posturas al estar de pie. Cuando se complica con inflamación de la fascia (fascitis plantar) se presenta la sensación de dolor.

Su localización es fácilmente detectable mediante radiografía simple, habitualmente es objetivado mediante una proyección de lateral de calcáneo. Puede haber una calcificación en cada talón.

En principio se puede tratar mediante plantillas que elevan ligeramente el talón y descargan la zona de tensión. También se utilizan los analgésicos habituales (AINES) administrados por vía oral y las infiltraciones de analgésicos esteroideos en el talón. Hay situaciones en las que incluso las infiltraciones no alivian el dolor. En esos casos se puede plantear una intervención quirúrgica.