Manchas faciales

Descubre los tipos de manchas faciales y cómo tratarlas

Durante las últimas décadas, el interés por el cuidado del rostro ha ido in crescendo con el objetivo de mostrar una piel lo más joven, tersa y luminosa posible.

Pero no es suficiente contar con una buena rutina de limpieza y tratamiento, sino que son muchos los factores a tener en cuenta de cara a lidiar con esos problemas cutáneos que más nos afectan.

De hecho, las manchas faciales son una de las mayores preocupaciones en torno a la apariencia del rostro. A continuación te contamos los elementos que generan su aparición y cómo tratarlas para reducirlas o eliminarlas.

Origen de la hiperpigmentación

Como ya sabrás, la pigmentación de la piel se debe a la melanina, que es la responsable de aportar el color al cuerpo. Ésta se regula a través de los rayos ultravioleta, estímulos hormonales y factores hereditarios, y nos protege frente  a los efectos nocivos de las radiaciones UV.

Las manchas son hiperpigmentaciones de la piel que pueden aparecer por diversos motivos, generalmente debido a:

  • Factores externos: edad, rayos UV, fármacos fotosensibilizantes, cosméticos, etc.
  • Factores internos: trastornos ginecológicos, tiroideos, hepáticos, suprarrenales, perimenopausia y estados carenciales, entre otros.

Tipos de manchas y cómo tratarlas

Debido a la gran variedad de factores que pueden provocar la hiperpigmentación, podemos distinguir diferentes tipos de manchas:

  • Pecas o efélides: se localizan en la piel expuesta al sol y son causadas por un número normal de melanocitos que crean una cantidad anormal de pigmento. 

Solución: se reducen notablemente con la aplicación de luz pulsada intensa utilizando filtros específicos y también con láser.

  • Nevus o lunares: manchas oscuras congénitas o adquiridas que pueden variar con la exposición solar,  y que se deben a un cúmulo de melanocitos. 

Solución: los lunares deben revisarse de forma periódica para descartar posibles desviaciones de la normalidad. En determinados casos puede estar indicada su extirpación preventiva o a veces nos solicitan su extirpación por estética.

  • Melasma: enfermedad adquirida, caracterizada por manchas simétricas de color café en las áreas de exposición solar como mejillas, frente o labio superior. Es más frecuente en pieles oscuras y el 90 % de los afectados son mujeres.

Solución: dependerá de la categoría: melasma epidérmico, dérmico o mixto. Para tratarlos se combinan diferentes químicos que se aplican sobre la piel a modo de máscara, asociados o no a luz pulsada intensa.

  • Manchas seniles: generadas por la edad, no se aclaran durante el invierno.

Solución: pueden tratarse con láser o luz pulsada.

  • Hiperpigmentaciones postinflamatorias: surgen tras quemaduras, erosiones de la piel, lesiones de acné, etc. 

Solución: mejoran notablemente tras la aplicación de peelings superficiales, consistentes en soluciones de ácidos queratolíticos y despigmentantes.

manchas faciales

Tratamiento con luz pulsada por parte de la Dra. Cristina de las Heras

Ahora que ya conoces los tipos de manchas faciales, serás capaz de reconocer cuál te afecta para poder tratarla de forma adecuada.

Recuerda recurrir a nosotros si tienes cualquier tipo de consulta. Estaremos encantados de asesorarte y ofrecerte una solución totalmente personalizada.

 

Imagen superior | @Freepik



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies