La utilización de la grasa del propio paciente, como material de relleno para restaurar y dar volumen, o remodelar el contorno corporal, nos evita la utilización de materiales sintéticos o semi-sintéticos, que pueden ocasionar posibles complicaciones

lipofilling o relleno facial