Belkyra

Belkyra es una versión sintética (ATX-101) del ácido desoxicólico que produce nuestro cuerpo para descomponer la grasa localizada bajo el mentón.

Es el único tratamiento inyectable no quirúrgico aprobado por la FDA para la reducción de la grasa de la papada que ha sido sometido a una rigurosa evaluación clínica. Al menos cuatro estudios clínicos de fase III han evaluado la eficacia y seguridad de Belkyra en adultos con grasa submentoniana de moderada a grave.

 

¿Cómo actúa Belkyra?

El ácido desoxicólico es un agente citolítico. Cuando se inyecta por vía subcutánea, el ADC altera la membrana de los adipocitos (células grasas) provocando la ruptura irreversible de la misma (adicipocitolisis). Los tejidos ricos en proteínas (piel, músculo, vasos sanguíneos) son poco sensibles al efecto citolítico, por lo que el tratamiento es altamente selectivo.

Los residuos y grasas producidos por la adipocitolisis son metabolizados y eliminados. Como respuesta fisiológica se produce una reacción inflamatoria localizada y transitoria que conlleva la aparición de fibroblastos, las células encargadas de formar nuevo colágeno.

¿Por qué  Belkyra?

Belkyra es el nombre comercial con el que se denomina en Europa al mismo fármaco denominado Kybella en EEUU. Desde hace más de cuatro años se utiliza allí con resultados que demuestran su eficacia y avalado por estudios científicos. El interés que genera un nuevo tratamiento para dar solución a cualquier necesidad que se plantee en nuestra consulta nunca nos debe hacer precipitarnos hasta que sea demostrada no solo su efectividad sino también su seguridad.

Desde hace unos meses hemos tenido la oportunidad y el privilegio de participar en el Advisory Board que se celebró en Madrid  donde se desarrolló el método de utilización y a partir de ahí diseñar nuestro protocolo de trabajo.

Resultado

La evaluación, análisis, selección de los casos y el método de aplicación son las herramientas fundamentales para conseguir los resultados esperados.

Se han observado reducciones significativas de la grasa submentoniana (medidas mediante calibres) entre el momento basal y 12 semanas después del último tratamiento de -1,52 mm (95% con intervalos entre 2,13 y 0,91 mm) con Belkyra.

Las escalas de impacto de la grasa subcutánea submentoniana notificado por los pacientes tratados con Belkyra a las 12 semanas después del tratamiento también se asocian a una mejoría del efecto de la grasa submentoniana, en la satisfacción y las autopercepciones de los pacientes.

Podemos afirmar que hoy por hoy es el único tratamiento no quirúrgico seguro y eficaz para este fin.