Cirugía del Osteocondroma Subungueal

Osteocondroma Subungueal

Se trata de una exóstosis (crecimiento de hueso) de carácter benigno que se produce en el dorso de la última falange de los dedos, presionando en la zona de crecimiento de la uña se provoca dolor.

 

Suele ser debido a traumas previos o alteraciones anatómicas del dedo por las que adopta una posición en hiperextensión (dedo elevado en la punta). La cirugía se realiza por incisiones mínimas.

Cirugía de las Uñas

La uña encarnada es un cuadro patológico que con frecuencia se produce en el primer dedo del pie. El término médico que se refiere a esta patología es Onicocriptosis.

 

Consiste en el anormal crecimiento de la uña que se “clava” en el labio o rodete ungueal que es el reborde que cubre el lateral de la lámina ungueal a ambos lados. Esto provoca inflamación y dolor, con lo que se entra en un círculo vicioso en el que la uña enclava más y puede acompañarse de procesos inflamatorios e infecciosos recurrentes, que incluso dificultan el calzarse y caminar.

Tratamiento de la Uña Encarnada

En estadios iniciales el tratamiento conservador puede ser eficaz, tratando de bajar la inflamación y el dolor, y sobre todo cortar la uña para mejorar su crecimiento de una forma normal, sin que se clave en los laterales. Puede colocarse un pequeño fragmento de algodón en la esquina de la uña para disminuir el crecimiento anómalo.

 

En fases avanzadas o recurrentes la cirugía de la onicocriptosis o uña encarnada es el mejor tratamiento. En la mayoría de los pacientes realizamos la extirpación de la espícula de la uña que se está clavando, con anestesia local y de forma ambulatoria. Este fragmento tiene aproximadamente 1/8 parte del ancho de la uña, y habitualmente se resecan ambos lados.

 

Es conveniente resecar la parte proximal y la zona de la uña en la que se produce el crecimiento de la misma, que se llama matriz (matricectomía parcial). Es excepcional la extirpación completa de la uña, y la matricectomía total. Pero puede estar indicada en algunos pacientes.

 

El postoperatorio consiste básicamente en la cura y cambio de vendaje frecuente. A partir de la semana pueden retirarse los puntos de aproximación si se han dado y el paciente puede reanudar progresivamente una vida normal, con el cuidado especial únicamente de evitar calzados estrechos que compriman la zona, y extremando las medidas higiénicas de la uña.

Mándanos un Mensaje y te contactaremos lo antes posible

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies