Reeducación Alimentaria

La reeducación alimentaria consiste en un proceso que cambia los hábitos relacionados con la alimentación enseñándote a comer de forma correcta y saludable, sin eliminar alimentos que te gustan sino aprendiendo la manera de consumirlos. Incorporando otros beneficiosos para la vida.  Dado que cada organismo funciona de forma distinta, cualquier reeducación alimentaria o plan dietético debe ser personalizado.

 

Por lo tanto, la reeducación alimentaria es un proceso y puede lograr varios objetivos: pérdida o aumento de peso, control de colesterol o glucemia o incluso prevención de determinadas enfermedades. No podemos olvidar que una alimentación equilibrada, saludable y personalizada para cada persona influirá positivamente en la calidad de vida. Si sientes que es hora de cambiar, pero no sabes por dónde empezar comienza cambiando lo que perjudica tu nutrición.

 

Uno de los tratamientos fundamentales de la obesidad es la reeducación alimentaria, es un concepto que consiste en aprender los hábitos de vida que normalizarán y estabilizarán el peso y la composición corporal de las personas con este problema.

 

Adquirir buenos hábitos es vital para mantener el peso que se ha conseguido perder, porque evita el riesgo de recuperar nuevamente el sobrepeso.

 

Los programas individualizados permiten recuperar las conductas de vida que influyen en la alimentación que sin ser conscientes nos llevan a aumentar de peso, hasta lograr cambiarlos de una forma práctica, agradable y adecuada.

 

Uno de los mayores logros es aprender a gestionar el consumo de alimentos y bebidas en eventos sociales, jornadas laborales, reuniones familiares y gracias al manejo de herramientas y nuevas pautas los resultados son increíbles.

 

También hay que tener en cuenta los diferentes momentos hormonales que juegan un papel importante en la ganancia de peso o retención de líquidos me refiero a la adolescencia, embarazo, menopausia, conocer que alimentos y actividades son las ideales permite reeducar la alimentación a esta fase y vivirla con plenitud y alegría.

 

Y por último en las enfermedades crónicas de hipertensión, colesterol, renales, intestinales, diabetes tipo 1 y 2, fibromialgia, intolerancia y alergias adaptar de modo progresivo según la etapa de la enfermedad la alimentación mejora la adherencia al tratamiento modificando favorablemente los valores de las analíticas.

Mándanos un Mensaje y te contactaremos lo antes posible

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies