Transposición Tendinosa

¿Qué son las Transposiciones Tendinosas?

Este tipo de técnicas van encaminadas a mejorar y restaurar el movimiento y la arquitectura normal del pie y tobillo. Suponen la base fundamental para la restauración de una función perdida en el miembro paralizado. Consiste en modificar la inserción muscular con el objetivo de desviar su acción en función de lo que se quiera conseguir, es decir, mover el punto de anclaje normal de ése musculo para desplazarlo a otro punto y conseguir así una mejora en el movimiento. Los anclajes pueden realizarse bien con suturas o con fijación reabsorbible o con anclajes óseos.

“Con una transposición tendinosa no se pretende reemplazar una fuerza perdida equivalente sino restablecer un equilibrio alterado gravemente”

Las transposiciones tendinosas se llevan a cabo en diferentes casos ya que pueden corregir deformidades, mejorar la función de las articulaciones, o establecer una mejor forma del pie. Por lo general, las transposiciones tendinosas en el pie y tobillo pueden corregir el pie plano, dedos en garra, un pie caído o debilidad del tendón de Aquiles.

El caso que presentamos a continuación se trata de un pie caído provocado por la lesión del nervio peroneo común, la más frecuente del miembro inferior, resultando un pie en flexión plantar dificultando la deambulación normal (el pie se arrastra al caminar). Las transposiciones tendinosas son los procedimientos de elección cuando estas deformidades se deben a una alteración del balance muscular. Lo que se consigue es corregir la deformidad en equino, así como restaurar una mejor dorsiflexión activa del tobillo, suficiente para llevar a cabo una vida diaria sin la necesidad de una férula antiequino.

En estos casos la reconstrucción nerviosa tiene un resultado desfavorable en la mayoría de los casos siendo una alternativa adecuada la técnica reconstructiva con una o varias transposiciones tendinosas. Para ello hay que valorar exhaustivamente la capacidad funcional de los músculos en ambas extremidades, además de una combinación con técnicas osteoarticulares como puede ser una artrodesis para conseguir una mejora en el resultado.

Dependiendo de las técnicas realizadas el postoperatorio variará, pero no se autoriza la carga hasta pasadas 5 semanas por lo general. Es importante una rehabilitación de la musculatura pasado el tiempo de reposo necesario.

transposicion tendinosa en el tobillo y pie
transposicion tendinosa en el tobillo y pie

Mándanos un Mensaje y te contactaremos lo antes posible

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies